¿Sabes como se mide la magnitud de un sismo?

21369046_10155253944103500_1410101449730417680_o

Al medir la magnitud de un sismo lo que se indica es la intensidad del movimiento registrado en la tierra. Con cada punto de la escala es como si la intensidad se multiplicara por diez. Un sismo de 8,0 grados es entonces diez veces más fuerte que uno de una magnitud de 7,0 grados.

El sismo de mayor intensidad registrado hasta el momento alcanzó los 9,5 grados y se dio en 1960 en Chile.

Los sismos pueden generar consecuencias muy diversas dependiendo de su duración, de la constitución del suelo que afectan y del tipo de construcciones del lugar. Por lo general la regla es:

– Magnitud de entre 1-2 grados: sólo se registra con instrumentos de detección.

– 3,0 grados: pocas veces puede percibirse, en las inmediaciones del epicentro.

– 4,0-5,0 grados: perceptible en un radio de 30 kilómetros del epicentro, daños leves.

– 6,0 grados: sismo moderado. Causa muertes y daños materiales en regiones densamente pobladas.

– 7,0 grados: sismo fuerte. Genera situaciones de catástrofe con víctimas mortales.

– 8,0 grados: gran sismo que causa numerosas víctimas y devastaciones.

En lugar de la escala de Richter que solía ser utilizada antiguamente, en la actualidad se recurre en paralelo a varias escalas. Hoy en día se considera que la escala de Magnitud de Momento es el mejor método físico para medir la intensidad de este tipo de fenómenos naturales.

Cuando se trata de sismos menores, la mayor parte de escalas arrojan valores similares a la escala de Richter, pero cuando se trata de movimientos telúricos más fuertes, el resto de escalas sí permite hacer una diferenciación más precisa.

La Escala sismológica de Mercalli utiliza números romanos para calificar un terremoto por sus efectos sobre el entorno. Durante un terremoto que nominal I, las personas no sienten ningún movimiento de la Tierra. Durina uno V, casi todo el mundo ha sentido el movimiento. En un terremoto X, los edificios se derrumba, las presas se rompen y se forman grietas en el suelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.