DECORACIÓN DE INTERIORES

1.- Teoría del Color

Qué es el Color y Cómo se Forman los Colores

El color es uno de los principales elementos de la decoración. Tiene la capacidad de afectar las proporciones aparentes del espacio (alto, ancho, profundidad), manipular la percepción de la luz, influir en la psicología de las personas y colabora directamente con el estilo decorativo.

En la decoración de interiores es fundamental encontrar un esquema de colores que funcione adecuadamente. Para ello necesitamos conocer la teoría del color: qué es el color y cómo se forman los colores. Entender cómo funcionan los colores, tanto individualmente como en armonía o contraste con otros, es esencial tanto para el decorador amateur como para el profesional.

Qué es el Color?

El color no está en las cosas; el color está en la luz. En realidad, las cosas no tienen color. Y aunque la luz es siempre blanca, al propagarse lo hace por medio de ondas que tienen la capacidad de descomponerse en siete colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil (azul oscuro) y violeta.

Cada color de este espectro está producido por una longitud de onda. Cuando la luz blanca natural incide sobre un determinado objeto, éste refleja una o unas determinadas longitudes de onda y absorbe las demás. Así se forman los colores, permitiendo ver los objetos como si realmente tuvieran color, pero se trata de un efecto físico de reflejo o absorción de ondas lumínicas. Por ejemplo, los cuerpos rojos reflejan el rojo y absorben el resto de los colores. Y así con cada uno de los colores. Los cuerpos que no reflejan ningún color y absorben todos se ven de color negro. Los que reflejan todos los colores se ven de color blanco.

La longitud de onda mas larga es la que corresponde al rojo, y a partir de allí las longitudes decrecen, hasta llegar al violeta, que es el color con la longitud de onda más corta.

El Modelo del Círculo Cromático

Para explicar la teoría del color y poder entender cómo se relacionan los colores entre sí y de qué manera los percibimos, se utilizan diferentes modelos. El modelo utilizado en la fabricación de pinturas, pigmentos y colorantes químicos es el modelo sustractivo de Newton, el mismo que utilizaremos para explicar la teoría del color en la decoración.

Este modelo se basa en el círculo cromático, desarrollado por el físico Issac Newton en el siglo XVII, cuando observó los efectos de un rayo de luz atravesando un prisma.

También otros modelos se utilizan para entender el color en otras áreas, por ejemplo: el modelo aditivo RGB (acrónimo de Red, Green y Blue) utilizado en monitores de PC y otras pantallas, o el sustractivo SMYK (acrónimo de Cyan, Magenta, Yellow y Black-Key) que se utiliza para impresión en colores.

Formación de los Colores

Según el modelo sustractivo, los colores empiezan a formarse a partir de 3 colores primarios: rojo, azul y amarillo. Por la mezcla de estos colores se obtienen los colores secundarios: naranja, violeta y verde. Los colores terciarios se obtienen mezclando un primario y un secundario en partes iguales. Todos los demás colores se consideran variaciones de estos doce colores básicos, ya sea por combinaciones entre ellos mismos o mezclados con negro o blanco.

Colores Primarios

Los colores primarios son aquellos colores puros que no se pueden obtener por mezcla de ningún otro y a partir de los cuales obtenemos, junto con el blanco y el negro, cualquier otro color. Los colores primarios son: rojo, azul y amarillo.

Colores Secundarios

Los colores secundarios son los que se obtienen por la mezcla de los primarios entre sí. El rojo y el azul forman el violeta; el rojo y el amarillo, el naranja; el azul y el amarillo, el verde.

Colores Terciarios

Los colores terciarios son los que se obtienen mezclando en partes iguales colores primarios y secundarios.

Colores Puros

Los colores puros son los que integran el círculo cromático sin mezclas con blanco, negro o gris.

Matices

Tonos de un color obtenidos con la adición de color blanco.

Valor o Intensidad

Indica el grado de luminosidad de un color con relación al blanco o al negro. El tipo de valor o intensidad va del color saturado al color apagado o sombreado. Mientras que el color saturado es la intensidad, brillantez o pureza de un color, el color apagado se describe como «manchado» o «sucio».

Colores Neutros

Los colores neutros son aquellos que abarcan del blanco al negro, pasando por el gris. Incluye todos los colores con predominio del gris, los blancos crudos y los tonos de color marrón, desde los cremosos hasta los tostados.

2.- El Lenguaje del Color

Los Colores Cálidos y los Colores Fríos

Los colores producen especiales reacciones y estados de ánimo en las personas que los miran. También afectan las proporciones aparentes del espacio (alto, ancho, profundidad), haciéndolo parecer con características diferentes a las reales.

Los colores influyen en la impresión que nos produce un espacio.

Para comprender el lenguaje que hablan los colores, necesitamos empezar por definir las características de los colores cálidos y los colores fríos.

Características de los Colores Cálidos y Fríos

La división entre colores cálidos y fríos se logra trazando una línea en el círculo cromático desde el amarillo-verde hasta el rojo-violeta.

Los colores de uno de los lados, que contienen rojo y amarillo, son los cálidos, y en lado opuesto, el azul y los colores que contienen esa mezcla, son los fríos. Los colores verde y violeta puros son neutros y su grado de temperatura depende de la proporción en que se les adicione rojo, amarillo o azul.

Los colores cálidos (amarillos y rojos) tienen un efecto estimulante y dan la impresión de que avanzan, que se adelantan de la superficie que los contiene. Esto provoca sensación de cercanía. Son colores vitales, alegres y activos.

Por el contrario, los colores fríos (azules, verdes y violetas) producen una acción relajante y un efecto de retroceso, alejamiento, generando sensación de distanciamiento. Producen una impresión de reposo y calma, y utilizados solos pueden dar efecto de poca intimidad y de tristeza.

En habitaciones grandes los colores cálidos y oscuros ayudan a disminuir visualmente el espacio. En un esquema de líneas predominantemente horizontales, los colores cálidos sirven para aumentar aparentemente el tamaño de los muebles y elevar los techos.

Los colores fríos y los tonos claros nos permiten agrandar el lugar. Un pasillo estrecho, por ejemplo, adquiere aspecto de mayor anchura si está pintado con un color frío.

Los Colores Cálidos

Rojo

El rojo puro es el color más vital, asociado a la acción intensa y excitante. Usado puro puede resultar un tanto violento, por eso debe ser usado con moderación, en detalles o pequeñas áreas. De toda la gama de rojos -bordó, bermellón, magenta, etc.-, se puede decir lo mismo. El rojo rebajado con blanco, en tonos más pasteles, puede en cambio producir confort y calidez.

Naranja

El naranja puro es también un color asociado con la vitalidad, pues comprende mezcla de rojo y amarillo. Tan excitante como el rojo, también debe usarse con moderación y respeto, evitando los grandes espacios. Siempre es mucho mejor utilizar combinaciones de naranja menos fuertes, salmón, etc.

(El color naranja está asociado con la vitalidad)

Amarillo

El amarillo evoca fuerza y voluntad. Es excitante y tiene su lugar más adecuado en las habitaciones con poca luz natural.

Los Colores Fríos

Azul

Es el color más frío de todos. Expresa calma, quietud y reposo. Por su calidad de sedante es útil para zonas de trabajo y habitaciones. Mezclado con verde o violeta, reduce su austeridad y frialdad. En habitaciones muy iluminadas no es conveniente utilizarlo, pues absorbe luz y resta luminosidad.

(El azul expresa calma, quietud y reposo)

Violeta

El violeta es un color que produce tristeza. Es el color religioso, místico por excelencia. Es un color indiferente y distante, capaz de evocar la idea de misterio. Por ser el color de una onda de longitud más corta, expresa silencio y profundidad triste. Aumentando su proporción de rojo se hace más vital y activo. Aumentando el azul, acentúa su frialdad y distanciamiento. Los matices lila y lavanda son de un marcado perfil femenino.

Verde

Por ser un color mezcla entre azul y amarillo, dos colores de características opuestas, podríamos decir que es un color equilibrado, que expresa quietud, vegetación, frescura. El verde puro es un color neutro, que puede hacerse más frío aumentando la cantidad de azul o más cálido aumentando la participación de amarillo. Los más estimulantes, por supuesto, son los verdes-amarillos. En el conjunto es mejor utilizarlo en tonos pastel, y puro sólo para detalles.

3.- Combinar Colores

Cómo Combinar los Colores en la Decoración

En todo proyecto de decoración el decorador tiene la tarea de elegir una paleta de colores que funcione adecuadamente.

La elección del color puede responder a diferentes necesidades: reforzar el estilo decorativo, mejorar la iluminación de un espacio con poca luz natural, ampliar visualmente una habitación, serenar los sentidos, etc., pero en cualquiera de los casos habrá que saber elegir la correcta combinación de los colores.

La teoría sobre combinación de colores nos aporta un patrón que nos guiará en la adecuada elección de la paleta de colores. Conociendo los patrones básicos, adquirimos el conocimiento para luego experimentar con las posibles variantes.

Armonía o Contraste

Las razones para elegir una paleta de colores pueden ser muy variadas. Desde utilizar el color para acentuar el estilo decorativo, hasta hacerlo para alterar visualmente un espacio. Pero, en la búsqueda de una paleta de colores, siempre se nos presentan dos opciones: armonía o contraste. En cualquier proyecto decorativo, la elección de los colores para una paleta se fundamenta en la búsqueda de armonía o de contraste.

Armonía

Existe armonía cuando la integración de todos los colores (matices, valores, etc.) producen una unidad grata a la vista, equilibrada y serena.

Contraste

Existe contraste cuando la unión de varios colores produce una especie de choque que crea una unidad cromática más vital y dinámica. Pero hay que tener cuidado: una oposición demasiado violenta entre dos o más colores puede producir desarmonía (paleta cromática desagradable para el ojo humano).

Tipos de Combinaciones

En la búsqueda de armonía o contraste, buscando acompañar el estilo decorativo, ampliar una habitación o mejorar la iluminación, para todo ello y, básicamente, para la selección adecuada de una paleta de colores, es necesario conocer los tipos de combinaciones del color.

Combinación Monocromática

La combinación monocromática es la más simple de todas. Consiste en utilizar un color único como base y sus matices en diferentes tonalidades e intensidades. Esta aparente monotonía se puede atenuar aplicando distintos tipos de texturas que sean las que provoquen contraste o utilizando matices de color muy distanciados entre sí, por ejemplo: azul claro y azul oscuro.

(La combinación monocromática recurre a un color único y sus matices, a veces se utilizan también algunos toques de color adicionales para dar fuerza a la paleta)

Combinación por Analogía

Es una combinación de contrastes suaves. Consiste en reunir colores que incluyan todos un mismo color como base, por ejemplo: amarillo, amarillo-verdoso y amarillo-anaranjado. Esta combinación está dada por colores que en el círculo cromático son adyacentes, osea que están uno al lado del otro, por ejemplo: un color primario y los terciarios adyacentes en el círculo cromático. Esta combinación también se denomina combinación de colores armónicos.

(Ejemplos de combinación por analogía a partir de los colores primarios)

Combinación de Complementarios

Es la combinación con el contraste más fuerte. El complementario es aquel color que, trazando en el círculo cromático un diámetro desde cualquier color, es tocado por ese diámetro (color diametralmente opuesto en el círculo cromático), por ejemplo: verde y rojo. Los complementarios de los primarios, por ejemplo, son los secundarios.

Las combinaciones de colores complementarios producen el mayor grado de contraste sin caer en la desarmonía. En decoraciones aburridas o poco vitales, podemos animarlas con detalles en colores complementarios.

(Ejemplos de combinación de complementarios a partir de los colores primarios)

Combinación de Complementarios Divididos
o Complementario Cercano

Esta combinación se consigue utilizando un color y los adyacentes de su complementario.

(Ejemplos de combinación de complementarios divididos a partir de los colores primarios)

Combinación por Tríos Armónicos

Es una combinación de máximo contraste, visualmente excitante. El trío armónico está formado por los tres colores que quedan en los vértices si trazamos un triángulo equilátero en el círculo cromático. Tomando como punto de partida cualquier color, podemos trazar un triángulo equilátero en el círculo cromático, que nos dará en sus vértices los otros dos colores restantes que forman el trío armónico.

De esta manera los primarios forman un trío armónico entre sí, igual que los secundarios. Por tratarse de una combinación demasiado violenta (colores que «chocan» entre sí), se utiliza relativamente poco y con mucho cuidado.

(Ejemplos de combinación de tríos armónicos, de izquierda a derecha: colores primarios, secundarios, terciarios)

http://www.estiloambientacion.com.ar/colorescombinar.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *