EJERCICIOS DE RELAJACIÓN

A veces, en el transcurso del día, estar mucho tiempo sentado, la sucesión de reuniones, el trabajo, las órdenes de superiores, pueden provocar estrés y ansiedad. Para combatir el estrés en el trabajo, para relajar y aflojar los músculos, pero también para relajar el espíritu se puede realizar algunos ejercicios en el lugar de trabajo.

Es necesario tomar algunos minutos para despertar nuestro cuerpo entumecido para relajar los músculos y nervios. Te recomendamos algunos ejercicios físicos que puedes hacer las veces que sea necesario:

1

Extiende los brazos delante suyo entrecruzando sus manos con las palmas hacia afuera. 

Con los brazos estirados al máximo a la altura de sus hombros, súbelos hasta que quede alineado con la cabeza. 

Mantenga la posición algunos segundos.

2

Cruza las manos detrás de la nuca. 

Incline la cabeza primero a la izquierda, luego a la derecha, después para atrás y adelante.
3

Agarra con tu mano derecha el codo izquierdo y presiona llevando el brazo hacia tu pecho. 

Incline la cabeza a la izquierda, mantén la posición algunos segundos. 

Repite cambiando de brazo.

Relaja tus ojos

Para los que pasan largas horas delante de una pantalla de ordenador, les recomendamos un ejercicio simple que se puede hacer muchas veces durante el día: 

Retira las gafas de tu cara. 

Cierra los párpados y dibuja con tus ojos cerrados el signo del infinito en un sentido (10 veces), luego en el otro.

Ejercicios de relajación

La relajación permite liberar estrés. 

Tomate una pausa de cinco minutos y realiza algunos ejercicios principalmente basados en la respiración: 
1

Cierra los ojos, respira y exhala profundamente. 

Visualiza tus pies y sube a lo largo de tu cuerpo no olvidando ninguna parte: tobillos, pantorrillas, muslos, ingle, vientre, pecho, brazo, cuello y cabeza. Luego haz lo mismo pero hacia abajo del cuerpo. No olvides respirar lentamente. 

2

Practica la respiración abdominal. Espira profundamente hasta que el vientre se hinche, luego durante la espiración, contrae el abdomen expirando lentamente.
Cuando se espira se llena de aire la parte baja de los pulmones, desplazando el diafragma hacia abajo y provocando que el vientre se hinche. 

El suave descenso del diafragma ocasiona un masaje suave de toda la masa abdominal. Esta respiración también permite relajar los intestinos, el estómago y el abdomen, excelente si se sufres de espasmos o los dolores de estómago. 

3

Escucha algunos minutos alguna canción o pista musical relajante de tu elección, cierre los ojos e imagínate en el lugar de tus sueños. Déjate volar tu imaginación algunos minutos, luego vuelva a la realidad. 

http://salud.ccm.net/faq/6181-ejercicios-de-relajacion-para-hacer-en-el-trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.